BIOMAGNETISMO | ENFERMEDADES | COMPATIBILIDAD | DURACIÓN | DR. GOIZ | VÍDEOS | CURSOS | QUIÉN SOY | ENLACES | CONSULTAS

"Administrar medicinas luego de enfermar es como forjar las armas después que la batalla ha comenzado".
Nei Jing, Clásico Interno
del Emperador Amarillo, 1000 a.C.

En la antigua China se le pagaba al médico para mantener la salud de los miembros de la familia (concepto preventivo). Cuando uno de sus integrantes enfermaba,
no se le pagaba al médico hasta que curaba al enfermo.

Una de las particularidades del Biomagnetismo es su capacidad para detectar las alteraciones iónicas o del PH antes de su manifestación clínica y erradicarlas antes que devengan en patología.

¿Qué se puede tratar con Biomagnetismo?
En teoría, el Biomagnetsimo puede ejercer un efecto de corrección sobre todas las distorsiones energéticas que se alberguen en un organismo enfermo, cualquiera sea su origen. No obstante la curación absoluta sólo será posible cuando dicha distorción energética no haya causado un daño estructural (celular) irreversible y cuando la capacidad de reparación no haya sido abolida por efecto del agente causal o la droga aplicada previamente para intentar el control de la enfermedad. Por ejemplo, en mi experiencia personal, he logrado revertir una gran cantidad de diabetes de tipo II (enfermedad considerada incurable por la medicina alópata), los pacientes dejaron en forma definitiva de tomar la medicación, restableciéndose los niveles normales de glucemia en sangre. No así otros casos en los cuales la glucemia disminuyó bastante sin llegar a los niveles normales. Sin embargo, los pacientes se vieron libres de ciertos síntomas, productos de la enfermedad; por ejemplo: Daniel volvió a mover los 3 últimos dedos de cada mano y pies, además, sus piernas acusaban debilidad y la piel de las pantorrillas presentaba manchas oscuras de color café u ocre. Todo ello fue revertido, sin embargo el azúcar disminuyó de 30 a 20 sin restablecerse los niveles normales.

Efectos colaterales.
El Biomagnetismo es una terapia externa y se podría considerar como el más ecológico de los tratamientos para la salud, puesto que no requiere punzar y cortar el cuerpo, administrar drogas, realizar maniobras bruscas, y por lo mismo no causa ningún efecto nocivo a futuro en los pacientes.

Tratamiento preventivo.
El Biomagnetismo es también un procedimiento preventivo de la salud porque puede detectar, diagnosticar, y corregir, oportunamente, las alteraciones fundamentales del PH que dan origen a las enfermedades incluso antes de que ocurra la manifestación clínica. Todos sabemos que es preferible "prevenir que curar", sin embargo en nuestra sociedad no hay consciencia real de lo que ello significa.

Problemas de salud en los que el Biomagnetismo complementa el tratamiento médico:
Cáncer, Leucemia, Síndrome de Gillain-Barré, Parkinson, Diabetes tipos I y II, Tuberculosis aviar, Alzheimer, Meningitis, Paludismo, Sinusitis, Escabiosis o Sarna, Gonorrea, Histoplasmosis, Ravia, Gastritis, Paperas, Asma, Toxoplasmosis, Tosferina, Tuberculosis, Sífilis, Leishmanía, Pneumonia, Lepra, Rubeola, Micosis pulmonar, Difteria, Psoriasis, Candidiasis, Brucelosis, Hepatitis A, B y C, Triquiniasis, Sarampión, Amibiasis intestinal, Botulismo, Enfermedad de Lyme, Viruela, Cólera, Roseola, Tétanos, Varicela, Ebola, Artritis Reumatoidea, Artritis Generalizada, Lupus, Leucemia, Chagas, Ceguera de los Ríos, Poliomielitis, Neuralgias del Trigémino, Trastorno Bipolar.

Insomnio, Miomas, Infertilidad, Embarazos que se pierden, Catarros, Verrugas, Pleuritis, Hongos vaginales, en boca, manos y/o pies, Caspa, Hemorroides, Diabetes insípida, Síndrome de tunel carpiano, Codo de tenista, Dolor de várices, Pérdida de equilibrio vertical, Dislexia (Tartamudez), Inflamación del nervio óptico, Cataratas (no muy avanzadas se revierten), Hiperglobulia, Problemas intestinales, Fatiga, Dolor crónico de cabeza.

Disfuncionales:
Disfunción de los Sistemas Simpático y Parasimpático, Disfunción Pineal, Disfunción Hipófisis, Disfunción Paratiroides, Disfunción Tiroides (no siempre se corrige, pero sí las causas que le dieron origen y que pueden traer aparejadas otras enfermedades), Disfunción Timo, Disfunción Ovarios, Disfunción Testículos, Disfunción Píloro, Disfunción Bazo, Disfunción del Peritoneo, Disfunción del Duodeno, Disfunción Cólon, Disfunción Intestinal, Disfunción Próstata, Disfunción Suprarrenales, Disfunción de la Vejiga, Drenaje Linfático, Taquicardia.

Emocionales:
Fobias, Ataque de pánico, Miedo, Depresión, Tristeza, Soledad, Angustia, Ansiedad, Agresividad extrema, Tendencias suicidas, Frigidez, Secuelas psicológicas dejadas por aborto, embarazo perdido, hijo no deseado y/o falta de autoestima.

Enfermedades infecciosas: Todos los fenómenos patógenos que dan origen y desarrollo a las enfermedades ya sean virales, bacterianos, micóticos y parasitarios están soportados por alteraciones del pH normal (PH Neutro), debido a que los microorganismos producen fenómenos bioenergéticos dentro de los órganos internos que los contienen, induciendo una desviación del pH hacia valores que les sean propicios para su supervivencia.

El Biomagnetismo colabora en la recuperación en las infecciones por:
-Virus: HPV (Papiloma virus), Encefalitis viral, Epstein-Barr, Reovirus, Tifo Exantemático, Polyomavirus, New Castle, Dengue común, Dengue hemorrágico, Enterovirus, Herpes, Varicela Zóster, Virus de la Rabia, Citomegalovirus, Orfvirus, Parotiditis viral (Paperas), Rubeola, Coxsackie virus, Infulenza virus, Aftosa virus, Hepatitis A, B y C, Sarampión, Adenovirus 36, Adenovirus, Viruela, Vaccinia virus, Virus R 40, Norwalk virus, Parvovirus, HTLV1 retrovirus, Roseola, Varicela, Coronavirus, Rotavirus, Poliomielitis, Hanta virus, Ebola virus, Virus del Nilo, Zika virus, Chikungunya virus y más de 100 virus que dan resfriado común.
-Bacterias:
Escherichia coli, Listeria, Legionella, Streptococcus fragilis, Estafilococo Epidermis, Bacilo del Antrax (Carbunco), Haemophilus Influenzae, Clostridium Difichile, Neisseria Gonorroheae (Gonococo, Gonorrea), Neisseria Catarralis, Helycobacter Pylori, Nocardia Americana, Bacilo Pertusis (Tosferina), Streptococcus Fecalis, Mycobacterium Tuberculosis, Estafilococo dorado (+) y (-), Treponema Pallidum (Sífilis), Enterobacter Pneumoniae, Actynomyces Israelí, Estreptococo B hemolítico grupo A (Piógenes), Estreptococo Alpha, Rickettsia, Proteus Mirabilis, Bacilo Difteroide, Brucella (Brucelosis), Pseudomona Aeruginosa, Mycobacterium Leprae (Lepra), Clostridium Perfringens, Espiroqueta, Clostridium Botulinum (Botulismo), Yersinia Pestis, Borrelia Espiroqueta (Enfermedad de Lyme), Clostridium Maligna, Morganella tifo, Estafilococo Albus, Chlamydia Trachomatis, Chlamydia Tucans, Chlamydia Intestinalis, Klebsiella Pneumoniae, Bordetella Pertussis, Vibrio Cholerae (Cólera), Enterobacter Cloacae, Pasteurella, Chlamydia Pneumoniae, Salmonela tifo, Gardnerella Vaginalis, Clostridium Tetani (Tétanos), Estreptococo G, Meningococo (Meningitis), Yersinia intestinalis, Estreptococo C, Veillonella, Neumococo, Shigella.
-Hongos:
Criptococcus Neoformans, Histoplasma Capsulatum (Histoplasmosis), Aspergillus, Microsporum (Caspa), Trichophyton, Candida Albicans (Candidiasis), Pneumocystis Carinii, Malassezia Furfur.
-Parásitos:
Filaria, Entamoeba histolytica, Plasmodium Falciparum (Paludismo), Balantidium Tifus, Blastocystis Hominis, Plasmodium Vivax (Paludismo), Sarcoptes Scabiei (Escabiosis o Sarna), Toxoplasma Gondii (Toxoplasmosis), Leishmanía, Trichinella Spiralis (Triquiniasis), Fasciolopsis Buskii, Amibiasis intestinal, Enterobius vermicularis, Trypanosoma Cruzi (Chagas), Trichomonas, Leptospira, Oncocercosis (Ceguera de los Ríos).